Viernes, 20 Mayo 2016 16:59

Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresas (ACDE) Inserción laboral de los jóvenes. Prevenir el “desaliento” y motivar la reinserción educativa – Resumen Ejecutivo

Valora este artículo
(0 votos)

La presente propuesta busca responder a la realidad de los jóvenes que desertan (o son candidatos a desertar) del sistema educativo por falta de motivación, o porque tienen dificultad para visualizar el “para qué” del estudio. Jóvenes que han crecido en contextos vulnerables en cuyas familias nadie ha tenido la experiencia de una educación terciaria y en algunos casos tampoco de un trabajo formal estable que viabilizara una trayectoria de progreso.

Se trata de posibilitar a estos jóvenes una inserción laboral que constituya una experiencia de aprendizaje acompañado que permita el desarrollo de competencias y habilidades para el trabajo así como un proceso personal que fortalezca su capacidad para plantearse y sostener un proyecto de vida.

Las experiencias desarrolladas en este sentido hasta la fecha (tanto públicas como privadas) no siempre han logrado contemplar el conjunto de condiciones que sería necesario generar para lograr resultados efectivos y sostenibles.

Desde nuestra perspectiva, basada en el pensamiento social cristiano, el trabajo humano es clave esencial de toda la cuestión social, parte del sentido de la vida, camino de desarrollo humano y de realización personal y colectiva. Queremos propiciar que las empresas contribuyan, junto con otros actores, al desarrollo social, viabilizando el acceso a un trabajo digno para todos.

No cualquier empresa está en condiciones de recibir estudiantes y mucho menos de brindarles un acompañamiento de calidad que asegure un verdadero proceso educativo. Quienes asuman el rol de “tutores” o formadores necesitan contar con las capacidades y perfiles adecuados para desarrollar una función de esta naturaleza.

Resulta también esencial lograr una articulación entre empresas y centros educativos para facilitar el proceso de reinserción educativa, a partir de la motivación generada por el trabajo en propuestas que permitan visualizar cómo una mayor formación les abrirá nuevas y mejores oportunidades.

El Estado debería respaldar a los programas que se desarrollen en las condiciones establecidas y en función de los resultados obtenidos mediante estímulos y beneficios que promuevan que estos se extiendan y no resulten sólo experiencias de carácter testimonial.

Se propone entonces, tomando como punto de partida programas públicos y privados ya existentes, rediseñar un modelo que tenga posibilidades reales de expansión, sostenibilidad y efectividad conjugando el esfuerzo público y privado, apostando a que permitirá generar beneficios para todos los actores. Los mismos se explicitan en los objetivos y las condiciones a generar se detallan en la especificación de la propuesta.

Visto 350 veces Modificado por última vez en Miércoles, 12 Octubre 2016 17:58