Lunes, 23 Mayo 2016 14:36

Fundación DIANOVA. Fortalecimiento de estrategias que promuevan integración social, facilitando la accesibilidad a programas educativos y socio-sanitarios – Resumen Ejecutivo

Valora este artículo
(1 Voto)

A partir de la convocatoria al dialogo social propuesto por el gobierno y con el fin de construir una visión del Uruguay de 2030, Fundación Dianova, ha realizado un análisis crítico de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (N.U), con el fin de aportar nuestra visión como actor de la sociedad civil y en función de una mayor incidencia integrada sobre las políticas sociales. En base ello presentamos nuestra propuesta en concordancia con la agenda del tercer sector.

Las nuevos Objetivos Mundiales (ODS) proponen una serie de 17 objetivos para el 2030 que ponen de manifiesto una visión integral, desde una agenda unificadora, que se apoya en la necesidad universal de desarrollo, que alcance y funcione para todas las personas.

Este acuerdo marca un momento socio-histórico de relevancia porque expone en niveles de visibilidad, los discursos que sostienen las voluntades políticas sobresalientes a nivel global, en un curso integrador. La alineación política con este vector de acción potencial, fortalece el impacto de las propuestas, si se resuelven acciones eficaces cada vez más integrales desde un enfoque territorial.

Si bien se comparte el carácter ambicioso de las 169 metas, y las proyecciones intencionales cuando se expone que, “Contemplamos un mundo sin pobreza, hambre, enfermedades ni privaciones, donde todas las formas de vida puedan prosperar; un mundo sin temor ni violencia; un mundo en el que la alfabetización sea universal, con acceso equitativo y universal a una educación de calidad en todos los niveles, a la atención sanitaria y la protección social, y donde esté garantizado el bienestar físico, mental y social…en un mundo cuyos hábitats humanos sean seguros, resilientes y sostenibles…”, se valora con especial énfasis, el firme postulado en defensa de los DDHH de todas las personas a través del “empoderamiento de todas las mujeres y niñas.... y personas vulnerables”.

Además se promueve una intensa participación para el cumplimiento de todos los Objetivos y Metas, exhortando a los gobiernos, al sector privado y la sociedad civil a movilizar todos los recursos disponibles, involucrando y articulando los distintos niveles; global, regional, nacional y en primera instancia lo local.

En Uruguay recibimos con agrado el llamado al diálogo social, que deja en evidencia la importancia que le otorga al enfoque territorial desde la concepción de proximidad. Este enfoque explica su validez, desde el entendimiento que las experiencias y visiones de los actores sociales que desarrollan sus actividades en el territorio, son perspectivas que no se pueden omitir al evaluar los alcances e impactos de las políticas públicas en materia de desarrollo y bienestar social.

Las voluntades políticas plasmadas en proyectos, devienen en acciones a través de la mutación propia de la praxis. En este proceso los discursos y los programas son deformados por los presupuestos y los prejuicios en el espacio/tiempo de su implementación. Estas tres dimensiones recrean las propuestas a imagen de la realidad material en su tiempo, enmarcadas con las producciones subjetivas de sus protagonistas.

El papel fundamental que juegan estos actores sociales, económicos y políticos, en la planificación, desarrollo y gestión de los programas de gobierno desde un enfoque territorial, parece estar bien claro desde las lógicas políticas que convocan al diálogo. Esto muestra la estrecha consonancia con los objetivos de desarrollo sostenible y la Visión de Fundación Dianova que en su carácter internacional, trabaja en pro de políticas transversales e inter-sectoriales, que operan articulando los recursos de manera cada vez más eficiente.

Visto 312 veces Modificado por última vez en Jueves, 02 Junio 2016 15:01