Lunes, 23 Mayo 2016 15:08

Iglesia Católica. Arquidiócesis de Montevideo. Nodos Ambientales Participativos– Resumen Ejecutivo

Valora este artículo
(4 votos)

El objetivo principal de la propuesta es promover la corresponsabilidad ambiental y fortalecer la integración social. Dichos fines se lograrán mediante la instalación de Nodos Ambientales Participativos (NAPs) en distintas ciudades del país donde se implementará un espacio de gestión de los residuos, de formación y promoción de huertas orgánicas y de capacitación en gestión de residuos, agroecología y consumo responsable.

Cada NAP será un centro de referencia para la zona o barrio donde esté ubicado y deberá ser reconocido (social y económicamente) de acuerdo a los residuos reciclados y/o resultados obtenidos con las huertas orgánicas. Se propone articular las fortalezas ya desarrolladas por las organizaciones de la sociedad civil orientadas al Reciclaje de Residuos y a la Agroecología, para lograr el mayor potencial del programa.

Se entiende que el involucramiento activo de la sociedad civil en la implementación de acciones vinculadas a temas ambientales, promoviendo iniciativas locales es la manera más eficaz para promover la sensibilización, información y capacitación sobre estilos de vida saludables y cuidado del medio ambiente. Es por eso que los NAPs serán gestionados por organizaciones sociales con presencia en cada territorio.

Para su lanzamiento se realizará la difusión del Programa y posterior llamado público en las ciudades que inicien con la actividad a modo de plan piloto,donde los distintos actores podrán postularse para tener participación y formar un NAP. De acuerdo a la infraestructura disponible y a los intereses de los postulantes, podrán proponer un NAP para gestión de residuos, para huertas orgánicas o para ambos.

A cada NAP se le brindará el paquete de infraestructura necesaria, los recursos, capacitación y la solución de salida para cada uno de los residuos que ingresen. Los NAP serán también un espacio de voluntariado dónde los ciudadanos puedan aportar sus capacidades en forma solidaria, promoviendo la integración social.Sin perjuicio de ello los NAP recibirán un subsidio, de acuerdo a su modalidad, que garantice la sustentabilidad de los mismos, permitiendo a las instituciones contratar horas de atención mínimas requeridas. El monto y condiciones del subsidio se diseñarán de modo tal que no se convierta en el incentivo central ni de las instituciones ni de las personas para participar en el programa.

Se espera que el programa genere además, una mejora en la calidad ambiental de las ciudades, consecuencia de una gestión más eficiente de los residuos. Se fortalecerá el reciclaje y se podrán ofrecer talleres prácticos sobre valorización de residuos.Asimismo, los NAP brindan una oportunidad para fortalecer las estrategias de inclusión social de clasificadores, ofreciéndoles capacitación, espacios de participación y una mejor clasificación de los residuos. Por otra parte, la promoción de huertas orgánicas comunitarias y familiares, tiene múltiples beneficios en la salud, debido a una alimentación sana, la revalorización de la naturaleza y la integración social.

Reconocemos como fuente de inspiración para esta propuesta el llamado del Papa Francisco en su reciente Encíclica Laudato Si a unir a toda la familia humana para proteger nuestra casa común, en la búsqueda de un desarrollo sostenible e integral (LS13).

La propuesta fue elaborada y es presentada conjuntamente por la Arquidiócesis de Montevideo y la Universidad Católica del Uruguay.

Visto 1156 veces Modificado por última vez en Lunes, 07 Noviembre 2016 15:32