Lunes, 20 Junio 2016 17:42

Asociación de Fructicultores de producción integrada (AFRUPI). Promoción de la producción frutícola integrada

Valora este artículo
(0 votos)

La implementación y desarrollo de un sistema de producción sostenible e integrado, dotará al sector productivo de herramientas culturales y técnicas alternativas que permitirán minimizar y hasta revertir el impacto negativo al medio ambiente, a las personas que se encargan de producir las frutas (para esta propuesta), lo que garantizará la sostenibilidad del medio de producción y por ende, de los alimentos para la población. Este método de producción permite garantizar: por un lado la soberanía alimentaria segura y saludable, y por otro lado, el trabajo a un importante número de familias que directa e indirectamente se dedican a dicha producción.

No obstante, cabe mencionar que este método de producción, puede ser aplicado en todos los rubros: horticultura, agricultura, ganadería, forestación, gestión de recurso agua, entre otros.

Si bien el sistema se instaló en el país en 1997, bajo un programa piloto, que luego de demostrar su viabilidad, se establece en un grupo de productores nucleados en dos Asociaciones (AFRUPI y APHI), la llegada a todo el sector está limitado a la capacidadde organización y apoyo gubernamental.

Este sistema de producción permite mejorar los niveles de productividad de los predios de manera ‘razonada’, disminuyendo la utilización de productos químicos y fitosanitario, priorizando la utilización de manejo cultural y biológico para el control de plagas y enfermedades. La búsqueda de minimizar los residuos químicos en las frutas y hortalizas permite la producción de alimento bajo los parámetros de inocuidad.

Consideramos que este tipo de producción es diferente de los sistemas de producción y comercialización convencionales. Estos últimos son especialmente determinados por el comprador y por la diferenciación del producto a partir de la competencia. Los que provienen de producción integrada, requieren ser promovidos de manera explícita y sostenida en el tiempo por parte del Estado en la medida que se transforman en un modelo de producción sustentable haciendo que la producción nacional sea sostenible en el tiempo y cuidadosa del medio ambiente. Sabido es que deteriorar un ecosistema puede ser muy rápido, y reconstruirlo llevar décadas.

Actualmente, las Buenas Prácticas Agrícolas (introducidas como patrón modelo de producción sustentable), son un camino hacia la implementación de políticas sostenibles de producción hortifrutícolas. Sin embargo, esta iniciativa, aún incipiente, requiere apoyarse en sistemas de producción ya convalidados que permitan a los productores convencidos en la necesidad de cuidar el medio ambiente, sus recursos humanos desarrollando una política responsable de producción, y al consumidor, efectuar un consumo consciente y capaz de discriminar los productos con los que se alimenta.

Visto 429 veces