Jueves, 22 Septiembre 2016 14:35

La Asociación de Trabajadores de la Seguridad Social

Valora este artículo
(1 Voto)

1- La sociedad que imaginamos

Imaginamos una sociedad con un desarrollo económico basado en cadenas productivas que incorporen tecnología para aprovechar al máximo nuestros recursos humanos y naturales generando valor agregado en todas las etapas del proceso, una sociedad en la que hayan disminuido sustancialmente las desigualdades sociales y donde se profundice la solidaridad y la democracia. Todo ello basado en una educación pública de alta calidad, cuyos resultados sean una niñez y una juventud bien educada, humanista, preparada para enfrentar los desafíos de una economía mundial altamente competitiva y para fortalecer y aprovechar los beneficios de la integración regional.
Todo lo cual redundará en una generación de trabajadores bien remunerados, cuyos aportes, en un sistema solidario e intergeneracional, contribuyan a sostener un Sistema de Seguridad Social, que alcance la cobertura universal, con prestaciones suficientes, que sea sustentable en el mediano y largo plazo y cumpla con el objetivo de distribución de la riqueza y sin lucro en ninguna de sus etapas. De entenderse necesario, se considerarán regímenes de complementariedad en materia jubilatoria, de carácter estrictamente voluntario.

2- Los desafíos de esa visión de sociedad, son varios.

En primer lugar, se necesita la activa participación del Estado en la economía y, necesariamente, en la elaboración de un plan de desarrollo de mediano y largo plazo.
En segundo lugar, se necesita invertir en una educación de calidad, tanto en lo que tiene que ver con los aspectos presupuestales como en los contenidos y en los métodos de enseñanza.
En tercer término, una Seguridad Social que siga apostando a la Protección Social efectiva en las situaciones de carencia de las personas por ante los riesgos producto de enfermedad, desempleo, vejez, etcétera, que se sustente esencialmente en la solidaridad intergeneracional¸ incluyendo en su financiación fuentes provenientes del Capital. Para llegar a este tipo de seguridad social, basada en la que históricamente tuvo nuestro país pero superando las desigualdades e insuficiencias que en él existían, el principal desafío es lograr la eliminación del lucro, las injusticias y las intermediaciones del sistema de seguridad social, lo que implica el eliminar las Administradoras de Ahorro Previsional a través de la convocatoria a un plebiscito para reformar la Constitución.

Visto 287 veces