Miércoles, 27 Abril 2016 16:18

DATA Uruguay. "Ley de Datos Abiertos"

Valora este artículo
(0 votos)

Los Datos Abiertos son aquellos que se publican en formatos abiertos (o sea, que no necesitan software pago para acceder a ellos), sistematizados de manera que sean legibles y procesables por máquina (o sea, estructurados de manera de poder trabajar con ellos) y publicados bajo licencias abiertas que permiten explícitamente su reutilización.

Su publicación trae innumerables beneficios porque permite agregar valor a la información pública (sin costo extra para el Estado) al permitir -entre otras muchas cosas- crear herramientas para la ciudadanía, investigación en la academia, crear nuevos modelos de negocio para las empresas, aumentar la transparencia del estado y generar información y visualizaciones a medios. También facilitan el reuso de información entre organismos del estado, así como el procesamiento y publicación interna de la información.

Se enmarcan en la tendencia a la transparencia gubernamental, el Gobierno Abierto y el Acceso a la información pública, todos temas en los que Uruguay se destaca como pionero a nivel regional y que se desarrollan en el ámbito de AGESIC.

Uruguay cuenta con un sitio destinado a publicar datos públicos del Estado (datos.gub.uy) y de un catálogo nacional (catalogodatos.gub.uy) y es reconocido por índices internacionales como el Global Open Data Index, que lo coloca en el 7º puesto a nivel global.

También cuenta con casos de éxito destacados internacionalmente de reutilización de esos datos por empresas, sociedad civil y gobiernos para prover los derechos de los ciudadanos como lo son: PorMiBarrio.uy (servicios públicos), ATuServicio.uy (Salud), PreciosUY (derechos del consumidor), UYCheck (verificación del discurso público) y ¿A dónde van nuestros impuestos? (rendición de cuentas), entre otros.

Sin embargo, sólo 27 organismos y menos de 150 juegos de datos están publicados hoy en el catálogo, lo que significa que existe aún un enorme potencial para un desarrollo mucho mayor del área que impulse los derechos, la productividad y la innovación, con costos marginales en su aplicación y perspectivas de ahorro y retorno sobre la inversión inmensas.

Para esto, se necesita expandir las experiencias exitosas y aprendizajes de los organismos que ya publican datos abiertos a todo el Estado, mediante una Ley que saque el tema de la voluntad de hacerlo y pase a la obligatoriedad. Ésta ley sería simplemente una continuación natural de los esfuerzos de transparencia comenzados con la Ley de Acceso a la información pública de 2008 y abriría un potencial inconmensurable de posibilidades para el desarrollo y la colaboración pública-privada, como en los casos antes descritos.

Visto 573 veces Modificado por última vez en Martes, 21 Junio 2016 16:04