Miércoles, 27 Abril 2016 16:19

DATA Uruguay. "Ley de Gobierno Abierto"

Valora este artículo
(0 votos)

El Gobierno Abierto es una tendencia global que impulsa estados más transparentes, la participación social y la colaboración a la interna del estado y con otros actores sociales como sociedad civil, academia y empresas. Uruguay no sólo no es ajeno a esta tendencia sino que es miembro de la Alianza para el Gobierno Abierto, compromiso internacional donde además se destaca por los muchos logros e impactos que se han logrado a través de la publicación de datos abiertos, la creación de herramientas de participación, iniciativas de transparencia, colaboración y más.

Iniciativas como el Diálogo Social, claramente se enmarcan en esa idea de colaboración y participación y significan oportunidades únicas para el desarrollo del país a través del trabajo en conjunto de los uruguayos. El desafío es ahora no perder el impulso alcanzado e institucionalizar este tipo de prácticas para transformar la cultura del estado hacia la apertura y la colaboración y llevar esas prácticas a todos los rincones de la administración pública, incluyendo a los tres poderes del estado.

Una Ley de Gobierno Abierto en primer lugar llevaría las buenas prácticas que ya existen en diversas áreas y la enorme experiencia acumulada por actores clave como AGESIC, sin necesidad de recurrir a fórmulas externas. Uruguay ya posee los conocimientos, capacidades y experiencias para extender lo que el Gobierno Abierto tiene para ofrecer. En segundo lugar, implicaría un salto cualitativo en eficiencia, desarrollo e innovación, abriendo puertas a posibilidades nuevas de coordinación e interoperabilidad dentro del estado, innovación y co-creación con actores de la sociedad civil, academia y también empresas.

Ésto implicaría aumentos de eficiencia, de eficacia para el estado, transparencia, rendición de cuentas y potenciación de servicios públicos y derechos sociales para los ciudadanos, oportunidades de investigación y desarrollo para la academia y también nuevos modelos de negocio para el sector empresarial. En todos los casos con propuestas de valor donde los beneficiarios son todos los involucrados. Esa es la gran promesa del Gobierno Abierto y su desarrollo está mucho más ligado a la voluntad y la planificación estratégica, que a las grandes inversiones.

Una ley podría establecer estándares, prácticas, mecanismos y -sobretodo- una red de actores públicos y privados que permitan llevar lo desarrollado hasta hoy a todo el país sin exclusiones, en todas las áreas de gestión y todos los organismos de los tres poderes abriendo un potencial de desarrollo inmenso.

Visto 469 veces Modificado por última vez en Martes, 21 Junio 2016 16:05