Miércoles, 27 Abril 2016 16:32

Movimiento Uruguay Libre. ¿Qué estamos haciendo con el rico patrimonio de los orientales? – Resumen Ejecutivo

Valora este artículo
(1 Voto)

El 93% de nuestro territorio es apto para actividades productivas. Está naturalmente dotado de agua de excelente calidad y una costa privilegiada de la que provienen gran parte de los ingresos que recibe el país por concepto de turismo.

Este rico y diverso ecosistema se ha visto cada vez más deteriorado por la explotación en gran escala de monocultivos destinados al mercado internacional que provocan la degradación de grandes áreas del territorio, aumentan la erosión y la contaminación de los cursos de agua vitales para la población.

Más recientemente, se ha pretendido introducir la explotación de minería de metales a cielo abierto a gran escala, sobre todo de hierro y oro, que agravaría aún más la situación de destrucción de suelos y contaminación del agua. Una coyuntura especulativa internacional pasajera había elevado los precios de los metales muy por encima de los valores históricos.

En los últimos años el Parlamento sancionó una Ley de Minería de Gran Porte, se reformó del Código de Minería, se duplicaron los plazos y las áreas dentro de los cuales una minera conserva sus derechos Estas medidas facilitaron la especulación financiera con los títulos mineros y con las tierras que se vuelven cautivas de los mismos

Con la amenaza del cambio climático, las políticas de ahora en adelante deberán contemplar este nuevo factor y será prioritario proteger las fuentes de aguas superficiales y subterráneas y profundizar las estrategias de conservación de los ecosistemas y la biodiversidad para preservar las funciones que dan sustento a las actividades productivas del país.
Los anuncios de exploración de hidrocarburos convencionales y no convencionales han generado preocupación, sobre todo porque los últimos sólo serían explotables a través fracturación hidráulica o ‘fracking’. También despiertan desconfianza los pozos exploratorios que Ancap y privados han estado llevando a cabo en los últimos años en la Cuenca Norte, pues atraviesan el Acuífero Guaraní y podrían contaminarlo.

Nuestra propuesta

Para cumplir con el objetivo de preservar el agua y la biodiversidad en una perspectiva de desarrollo sustentable se tiene que prohibir la minería metalífera a cielo abierto y el ‘fracking’- A su vez deberán limitarse los plazos de posesión de permisos mineros.

La transparencia en la gestión, el acceso a la información sobre los proyectos y el respeto por los derechos sociales y la legislación ambiental, son condiciones básicas para el desarrollo sustentable.
También, los tratados bilaterales de protección de inversiones y los contratos de inversión atentan contra la soberanía de la nación.

Con vistas al futuro, deben realizarse en consecuencia los siguientes cambios normativos:

a) Prohibición de la minería metalífera a cielo abierto y el ‘fracking’ por vía de una enmienda constitucional o una ley nacional a tales efectos.
b) Anulación de la Ley de Minería de Gran Porte (Ley 19.126) y reforma del Código de Minería para evitar la especulación con títulos mineros y con tierras.
c) Revisión de los Tratados Bilaterales de Protección de Inversiones; anulación de las cláusulas que trasladan los litigios a la jurisdicción internacional.

Visto 420 veces Modificado por última vez en Jueves, 02 Junio 2016 15:57